Evita arrugas y quemaduras al Broncearte

Preparar el organismo y la piel antes de exponernos al sol, es fundamental para un bronceado saludable.

La mayoría de las veces ponemos remedio a las cosas cuando ya han pasado, en lugar de prevenirlas: Nos teñimos cuando nos salen canas, nos ponemos gafas cuando perdemos vista, o nos damos cremas cuando nos salen arrugas…

Y lo mismo hacemos cuando tomamos el sol. Bronceadores, Aftersun e incluso productos farmaceúticos, si nos hemos quemado en la búsqueda de un bronceado rápido e intenso.

Pero como Prevenir y Prepararse son las palabras claves, te explicamos en este artículo cómo ponerte moreno, de dentro a fuera. Qué alimentos y nutrientes recomiendan los expertos para que, desde el interior, maximices tu bronceado exterior, de una manera eficaz y saludable.

ALIMENTOS

Parece ilógico que alguien pueda ponerse moreno desde dentro excluyendo, al parecer, al sol que nos viene de fuera, desde el exterior. Pero no. No te proponemos prescindir del astro rey, sino preparar nuestro cuerpo, desde el interior, para no tener que alargar la exposición a él y que sus rayos no nos dañen.

¿Y cómo preparamos nuestro cuerpo para lucir un rápido y bonito bronceado? Pues uno de los primeros pasos es el de comer ciertos alimentos, que contienen carotenos y vitaminas antioxidantes, para activar nuestra piel desde el interior. No es que de la noche a la mañana, nos vayamos a levantar con la piel dorada, pero nos van a ayudar bastante.

La Nutrición Ortomolecular nos va a ayudar mucho a la hora de conseguir el color dorado que queremos conseguir para nuestra piel. Como afirma el Naturópata y nutricionista ortomolecular, Salvador Molina (54 años) "tomar el sol no sólo es una cuestión de estética, sino que el organismo se protege de la luz, poniéndose moreno y esto lo coneguimos si tenemos una piel hidratada y libre de sustancias oxidantes". 

ANTIOXIDANTES NATURALES

Tanto los expertos de Nutraceuticals como los de COFENAT, nos aseguran que lo más importante es que la piel tenga los nutrientes y antioxidantes necesarios, para que la exposición al sol, no nos perjudique.

El presidente de Cofenat-Murcia, Salvador Molina, Nos señala que los antioxidantes los vamos a encontrar en las frutas y verduras, pero que éstas deben "ingerirse con el estómago vacío, no como postre después de una comida". 

En este sentido, recomienda los frutos rojos como las fresas, cerezas o arándanos, así como las ciruelas y casi toda la fruta de temporada. Pone especial énfasis en la sandía "porque aparte de hidratar mucho es un buen protector de luz". En cuanto al melón, también es hidratante y sus azúcares son muy naturales.

HIDRATACIÓN INTERIOR

Un zumo diario de zanahoria --nos dice-- va a añadir color al bronceado, así como los polifenoles que tiene el té verde. Y es que la hidratación es muy importante, mojarnos por dentro si luego querernos mojarnos por fuera, ya sea en el mar, el río o  la piscina.

El gazpacho, los zumos y el agua, no pueden faltar en nuestra dieta de preparación al sol, dejando ¡eso sí! los cocidos y comidas pesadas para el invierno.

NUTRICOSMÉTICOS

Si queremos, no sólo ponernos morenos, sino hacerlo sanamente, siguiendo la línea de los consejos que aquí os damos, tenemos que tener en cuenta, como dice "Antiaging Shop", el protegerse del sol, también desde dentro.

Lo último en tratamientos para la piel no se aplica directamente sobre la piel de forma tópica, sino que son nutrientes que desde el interior ayudan a reparar y maximizar la belleza exterior.

Se trata de complementos alimenticios que llevan ingredientes para mantener la renovación celular. Hablamos de nutrición que actúa como cosmético (nutricosmético), es decir, de tratamientos de dentro hacia fuera (inside out) y que es recomendable empezar a tomarlos 1 mes antes.

Hoy en día, las personas que desean estar morenas pueden conseguirlo de una forma saludable con píldoras aceleradoras del bronceado, que se toman por vía oral y contienen sustancias que estimulan la melanina.

Son sustancias antioxidantes que también contrarrestan los efectos nocivos de los rayos solares y, en especial, de los rayos UVA. 

Entre estas sustancias figuran el betacaroteno y diferentes compuestos antiaging que protegen a las células de los radicales libres que provoca el sol. Otros ejemplos son la vitamina E, el licopeno y el polipodium (extracto de un helecho brasileño).

Así que con el organismo bien limpito, bien alimentados, hidratados y reforzados, podemos comenzar nuestro bronceado, sabiendo ¡eso sí! que tenemos que tomar el sol paulatinamente y protegernos de los rayos UVA con un protector solar...

Visita nuestra sección de viajes para complementar tu bronceado con tratamientos de belleza y relax.

Comentarios

MOSTRAR MÁS
  • No hay ningún comentario aún.